Inicio » Reportajes » Deportes de riesgo
Deportes de riesgo

Deportes de riesgo

El amor por la aventura y el reto cuerpo a cuerpo con las fuerzas de la naturaleza lanza a los jóvenes hacia los deportes de riesgo. Los accidentes mortales son su más alto precio, por lo que conviene practicarlos en condiciones de máxima seguridad y bajo el seguimiento de un monitor.
Las nuevas generaciones han decidido pasar a la acción en materia deportiva y apuestan decididamente por los deportes de riesgo en pleno contacto con la naturaleza a la hora de canalizar su ocio de una forma alternativa.

Se trata de experiencias al límite, bautizadas en EEUU como extremes games, que priman el contacto con la naturaleza y sus fuerzas desatadas en busca de sensaciones fuertes que despierten al salvaje que cada cual lleva dentro. Desde el mar Rojo hasta las Columbretes, pasando por las costas de Marruecos, las islas Galápagos o el litoral de Lugo, abundan los centros desde donde se pueden contratar cruceros o simples cursos de submarinismo, otra de las actividades poco corrientes puestas de moda cada día con más fuerza.

El deporte que viene
A este género pertenecen actividades más o menos sofisticadas como el famoso puenting, posiblemente la iniciativa más intrépida, el rafting o descenso por bravas aguas o el mountain bike y todas sus modalidades. Surfing, rappel, trekking, parapente, hidrospeed o quads forman parte del despliegue imaginativo de las hazañas lúdicas de nuevo cuño.

La versión española de este tipo de actividades se desarrolla en consonancia con los recursos de la tierra, la naturaleza y el turismo bajo la denominación de ocio activo. Con la pretensión de estimular el subconsciente aventurero que late a flor de piel, amplia su marco de participación a todas las edades y se adapta a todo tipo de gustos y preferencias.

Ocio alternativo
Dentro de las fórmulas que existen relacionadas con el ocio al aire libre se dan cuatro grupos: turismo, turismo activo, turismo aventura y deporte extremo. Los dos últimos implican una alta porción de riesgo y como las posibilidades de ser víctima de un accidentes son enormes requieren ciertas dosis de preparación física, conocimientos previos sobre la materia y un buen equipo. En estos casos, la presencia de un monitor se hace imprescindible.

Los potenciales clientes de esta arriesgada forma de disfrutar del ocio son los urbanitas o habitantes de las ciudades. Su vida sedentaria y su hostil marco les convierte en candidatos de lujo a la hora de embarcarse en la aventura que le prometen estas iniciativas de ocio alternativo. El poder adquisitivo también juega una baza importante. Hay que tener en cuenta que existen zonas, como la Noguera Pallaresa, donde se calcula que el rafting mueve más de 12 millones de euros al año.

El paraíso del aire
España posee el mejor clima para practicar el vuelo en sus diferentes modalidades: parapente, ala delta, ultraligero, globo, paracaidismo, vuelo con o sin motor, acrobacia y aeromodelismo. El ala delta, donde la persona sujeta a dos alas emula a los pájaros y planea sobre los valles, es uno de los deportes considerados de riesgo más extendido y que más tiempo lleva practicándose en nuestro país.

En España existen unos 400 globos, que explotan sus iniciativas en tres frentes: como escuela, para realizar sugerentes paseos y como fórmula publicitaria, que es la más empleada. Por unos 120.2 euros por persona, cualquier mortal puede subirse en estos artilugios para protagonizar la aventura de su vida u obtener un diploma acreditativo.

Social Share Toolbar

Un comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>